CLOSE

CÓMO IDENTIFICAR A UN VERDADERO HOMBRE DE DIOS

  • By Carolanne B. McLean
  • / Mar 24, 2017
  • 477 views

Desesperada tras una tragedia inmensa, una mujer oraba diciendo: «Señor, muéstrame a un verdadero hombre de Dios». Lo que descubrió pondrá en tela de juicio su opinión… o la reafirmará.

Carolanne McLean nunca olvidará el 10 de octubre de 2013, fecha en la que un espantoso accidente de tráfico segó la vida de tres de los líderes de su iglesia: el pastor principal, su esposa y el pastor asociado. Acosada por la tristeza y el desconcierto, y en busca desesperada de consuelo, comenzó a rogarle a Dios que le mostraba la verdad, que le pusiera en el camino de un hombre de Dios «verdadero».

«El Señor puso en mi corazón el deseo de ir a YouTube y teclear la palabra clave “liberación”. Comencé a ver una serie de vídeos, y el logo que aparecía en todos ellos era el del Profeta T.B. Joshua y la Sinagoga Iglesia de Todas Las Naciones (SCOAN)». Y aunque no había dejado de «rogar a Dios», cada vez fue prestándole más interés a los inspirados mensajes que escuchaba en Emmanuel TV.

Durante más de un año, «traté cada sermón del profeta como si se tratara de una clase magistral: tomaba notas meticulosamente, estudiaba sus palabras a diario, intentaba seguir sus instrucciones, participaba en las oraciones de la Sinagoga y en las que se dirigían a los televidentes». Incluso tomó notas de las confesiones que escuchó durante las liberaciones. «Poco a poco» fue comprendiendo lo que veía y escuchaba, y a considerar la vida como una «batalla entre la luz y la oscuridad».

Pero había un problema para el que aún no había encontrado solución: algunos poderes estaban jugando un juego diabólico con sus pensamientos. Por mucho que lo intentaba, esta mujer residente en Texas, Estados Unidos, no lograba comprender las Sagradas Escrituras. «Crecí leyendo la Biblia, y siempre había querido comprender cuanto leía. Pero mi comprensión me parecía limitada, y en muchas ocasiones me sentía confusa. No lograba desbloquearme».

Carolanne tenía muy presentes las enseñanzas del Profeta, aquellos principios espirituales que tanto impacto habían tenido en ella: «El cristianismo mora en el corazón», «La Palabra y el Espíritu deben ser uno solo». También recordaba «La Palabra de Dios debe ser leída despacio, con atención y repetidamente», y la oración «¡Toma más de mí y dame más de Ti!». Y por supuesto no había olvidado «Siendo Cristianos, no importa cómo sea nuestra muerte, sino cómo haya sido nuestra vida», y «La Biblia debe ser la base de datos de nuestra opinión».

Aún había una perla de sabiduría que su corazón había atesorado. Buscó diligentemente y… ¡sí! ¡La encontró! La había aprendido viendo al hombre de Dios dirigir la oración: «¡Ordenales que salgan! (A los demonios)». ¿Qué otra cosa podía llegar más a tiempo?

Carolanne describe lo que ocurrió: «Un día estaba yo arrodillada leyendo la Biblia y hablando con Dios desde el corazón, pidiéndole “Toma más de mí y dame más de Ti”, cuando de pronto me levanté con un movimiento tan rápido que era imposible que lo hubiera hecho por mi propia voluntad, y de mi boca brotó la siguiente orden: Demonios que estáis impidiendo que comprenda la Palabra de Dios, ¡fuera! ¡Fuera, en el todopoderoso nombre de Jesús! Seguí pronunciando estas palabras una y otra vez hasta que sentí una presencia opresiva apartarse de mi lado. Sentí como si alguien hubiera estado reteniéndome, inmovilizándome de algún modo, y que de pronto había dejado de poder hacerlo».

Cuando volvió a arrodillarse para continuar, sintió que estaba leyendo un libro nuevo con una mente nuevo y empoderada. «El libro entero parecía haber cambiado. ¡Hasta las palabras parecían de mayor tamaño! La Biblia se me abrió como si fuera un mapa. ¡Podía verla de principio a fin de un solo golpe de vista! Fue una revelación ver que no se componía de capítulos y versículos, sino de un Libro en su conjunto. Comprendí que la Biblia es una sucesión de distintas personas, lugares, cosas, momentos y eventos que se usan para impartir la misma lección espiritual una y otra vez pero de distintas maneras. Vi que la Biblia entera es profecía, parábola y cánones, y mi corazón comenzó a cantar. ¡Estaba enamorada!»

Carolanne describe su experiencia como el «mayor y más sorprendente milagro. Ahora, cuando medito sobre la Palabra, oigo claramente la voz del Señor. E incluso si leo solo una escritura, veo capa sobre capa sobre capa de enseñanzas espirituales. ¡Qué visión, qué riqueza he recibido, mucho más allá de las riquezas de esta tierra!»

En agradecimiento a las valiosas bendiciones que ha recibido y a las «muchas cosas maravillosas» que le han ocurrido desde que empezase a ver Emmanuel TV y a orar con sus emisiones, Carolanne concluye diciendo: «¡Profeta T.B. Joshua, es usted un verdadero hombre de Dios! Gracias a usted, ya no tengo un simple libro que llevo conmigo de vez en cuando, o que leo en el teléfono. Lo que ahora tengo es una Sagrada Biblia que mora en mi corazón, que siempre está conmigo, que me da visión más allá de la visión, más allá de lo que mis ojos físicos pueden ver».

NEXT
PREVIOUS
AGREGUE SU TESTIMONIO
Uploading your video...