CLOSE

EX-PROSTITUTA: “VI A LA MUERTE CARA A CARA”

  • By Emmanuel TV
  • / Ago 7, 2015
  • 613 views

Chioma de Nigeria describe como Dios la rescató de una casa de prostitución por medio del Agua de Unción.

»Corrí afuera y mientras la gente me observaba, me puse de rodillas sosteniendo la botella vacía de Agua de la Unción y grité: “¡Dios del Profeta T.B. Joshua, salva la vida de una prostituta como yo para que la gente vea Tu obra poderosa en mi vida!” ¡Inmediatamente, la muerte fue derrotada!

»Lo único en lo que pude pensar fue en la botella vacía de Agua de Unción que alguien me había dado de la SCOAN que estaba en mi bolso. Antes de esto, había visto algunos testimonios de Emmanuel TV en YouTube y había clamado a Dios para que me atrapara. Me las arreglé para apresurarme hacia mi bolso y tomar la botella. No había agua dentro de ella pero logré exprimir una pequeña gota de la tapa  y comencé a orar, “¡Dios de T.B. Joshua, ayúdame!” Sabía que me estaba muriendo.

»Empecé a fumar, pero como no sabía como hacerl0, comencé a tragarme el humo cada vez que lo hacía. Luego empecé a notar un dolor agudo en mi pecho y severos dolores de cabeza, pero aún así continué hasta el día que vi la muerte cara a cara. Ese fatídico día estaba fumando cuando empecé a sentirme incómoda. De pronto sentí algo rompiéndose en mi hígado y mi respiración se volvió lenta.

«Debo confesar que viví una vida de inmoralidad en distintas maneras. Sufrí el problema de hígado graso, el cual se desarrolló a partir del abuso del alcohol. Podía terminarme una botella de whiskey en un día sin ningún problema. Iba a fiestas, era una prostituta y vivía una mala vida. A pesar de que sabía el estado en el que se encontraba mi salud, y que estaba muriendo, ¡simplemente no me podía detener! Un amigo me introdujo a fumar mariguana, engañándome diciendo que me ayudaría a renunciar al alcohol.

»De pronto sentí una inmensa sombra abandonándome y me sentí incómoda en esa casa de prostitución. Les dije a mis compañeras prostitutas que Dios no quería que viviéramos la vida que estábamos viviendo y empaqué mis maletas. Sé que algo más grande que yo me estaba controlando. Dejé ese lugar y volví a la casa de mis padres, donde estoy ahora sirviendo al Señor en Espíritu y verdad.

»Oré con el Profeta T.B. Joshua en Emmanuel TV y decidí ir por un análisis de mi hígado poco tiempo después. Para la gloria de Dios, ¡mi hígado ahora está bien! No pudieron encontrar ninguna enfermedad en mi hígado, el hígado graso se ha ido. Además de mi sanidad, dejé de tomar alcohol, fumar mariguana y de vivir una vida inmoral. ¡Gloria al Dios de T.B. Joshua!»

NEXT
PREVIOUS
AGREGUE SU TESTIMONIO
Uploading your video...