CLOSE

HABÍA DISPAROS, EXPLOSIONES POR TODAS PARTES, ¡PERO YO ESCAPÉ!

  • By Munene Matiri
  • / Ene 30, 2017
  • 670 views

Sanguinarios soldados, en un sueño, corrieron tras él. Entonces el Profeta T.B. Joshua apareció dos veces. Una semana después, Simon Matiri Munene, un fotoperiodista y camarógrafo de una organización internacional de noticias, quedó atrapado en una feroz batalla de armas que dejo «muchas personas» muertas. Él comparte la historia de su increíble escape y el rol que desempeña el orar junto al hombre de Dios por Emmanuel TV.

«Me vi a mi mismo en una ciudad donde se estaban librando batallas. Los soldados eran altos, hombres tenebrosos. Me persiguieron, mientras corría por mi vida. Estaban determinados a atraparme. Me dispararon con sus rifles de asaltos; cuando se las balas se acabaron, cambiaron a karate. Mientras el sueño llegaba a su fin, vi al Profeta T.B. Joshua, estaba lleno de poder. Reapareció una segunda vez. Ambas veces recibí fuerza. Entonces me desperté.

» El 8 de julio del 2016, una semana después del sueño, tuve que viajar a Juba, la capital de Sudán del Sur, para una asignación. Llegué a las 9 de la mañana, después de haber tomado un vuelo temprano en la mañana desde Nairobi, Kenia, donde vivía. Alrededor de la 1 p.m., nos pidieron a mis compañeros y a mí que nos trasladáramos a la oficina del presidente. Noté que los sursudaneses eran altos y negros. Llegamos a la Casa de Estado alrededor de las 2 p.m., teníamos nuestro equipo bajo supervisión por un personal de seguridad, y fuimos dirigidos a una habitación, para preparar una conferencia de prensa. Habíamos escuchado que el presidente Salva Kiir y el vicepresidente Riek Machar hablarían en dicha conferencia. Así que comenzamos la larga espera.

» Sin embargo, alrededor de las 5:30 p.m. algo diferente ocurrió. Sin advertencia, intensos disparos se cruzaban por el aire. Rápidamente nos echamos al suelo, mientras explosiones sacudían la tierra. Se podía oír las botas pisoteando fuera de la sala de conferencias. La batalla se libró hasta después de las 7 p.m. Cuando salimos de los escondites, vimos muchos cuerpos muertos en las instalaciones y soldados de aspecto feroz.

» Supimos que los guardias leales a Machar habían atacado a los hombres de Kiir. Las tropas del presidente, sin embargo, los habían sacado y protegido las oficinas. La lucha continuó en partes de la ciudad, haciendo las calles inseguras. No pudimos, por lo tanto, dejar la Casa de Estado inmediatamente. A la 1 de la mañana del día siguiente, regresamos a nuestro hotel, Logali House, escoltados por soldados. Me evacuaron el 12 de julio y regresé a Nairobi.

» Le doy la gloria a Dios porque desde mi llegada a Sudán del Sur hasta el momento que partí, ninguna arma forjada contra mi prosperó. Muchas personas murieron, pero yo fui preservado. Sé que un toque en la pantalla y orando con el hombre de Dios en Emmanuel TV fue fundamental para mi protección. Esto también me confirma que el Profeta T.B. Joshua es un verdadero hombre de Dios».

NEXT
PREVIOUS
AGREGUE SU TESTIMONIO
Uploading your video...