CLOSE

HAY ALGO AL VISITAR LA SCOAN QUE TRAE ÉXITO

  • By Paulina Shifeta
  • / Mar 16, 2017
  • 601 views

Una visita a la Sinagoga, iglesia de todas las naciones (SCOAN) transforma las cosas, como descubrió una joven de Windhoek, Namibia. Reconociendo la gracia de Dios en la vida del Profeta T.B. Joshua, se conectó con su fe y cosechó múltiples bendiciones.

Paulina Shifeta, de 20 años de edad, ha sido admitida para una maestría en contabilidad y finanzas internacionales en la Universidad de East London. El Programa tenía que iniciar en enero del 2014. Su alegría, sin embargo, pronto se enfrentó cara a cara con una triste realidad. Necesitaba £ 11 400 para cubrir la matrícula académica, una suma que su familia no podía pagar. Varias solicitudes de beca terminaron en frustración. Consideró un último intento, solicitar una media beca al Gobierno de Namibia. Se acercó a la oficina encargada. Le dijeron que, «No financiamos estudios por fuera de la Comunidad de Desarrollo de África Meridional (SADC)».

Llegó el tiempo de poner su fe en acción; Paulina completó el formulario de solicitud, pero no lo entregó. Decidió visitar La SCOAN en diciembre del 2013 donde el hombre de Dios, el Profeta T.B Joshua, oró por ella. Lo que aconteció después fue un milagro.

«Cuando retorné a Namibia, entregué el formulario, a pocos días que terminara el plazo. En enero, llamé a la oficina, para saber si mi solicitud había sido exitosa. La señora en el teléfono respondió, «No se nos permite dar los resultados aún. Pero si, usted obtuvo la beca».  Le pregunté cuánto se me había concedido y ella respondió, el monto máximo. La suma era suficiente para cubrir su matrícula por completo. Una vez más, la semana siguiente, cuando fui a la oficina, vi que había sido ¡la única que iba a ser patrocinada para estudiar por fuera del SADC!».

Paulina, sin embargo, no empezó sus estudios en enero, ya que su visa no había sido procesada. Escribió a la Universidad y solicitó que la oferta de admisión fuera postergada hasta setiembre del 2014. Cuando finalmente empezó, enfrentó desafíos. «En algún punto», dijo, «Quise renunciar; pensé que no lo logaría». Así que fue el momento de visitar La SCOAN nuevamente.

En abril del 2015, antes de sus exámenes finales, Paulina hizo un viaje. «El Profeta extendió sus manos sobre mí y oró», dijo. Regresé a Londres y un par de semanas después, realicé los exámenes. Cuando lo resultados salieron, ¡me gradué con una distinción!

También, durante su primera visita a La SCOAN, Paulina sufría de una terrible acidez estomacal que no se le quitaba. También, estaba afectada por un dolor de cabeza crónico. «Yo escribí esas condiciones médicas en mi petición de oración, rogando que el hombre de Dios orara por eso. Estoy feliz de decir que, en dos años y medio, no he sentido ninguno de los síntomas».

Paulina agregó, «estoy verdaderamente agradecida y creo que nuestra generación es la más favorecida de tener profetas, como T.B. Joshua, en medio de nosotros. No puedo imaginar vivir una vida de otra manera. Todas lo que deseo, creo que lo puedo recibir, ¡si lo pido con una fe inquebrantable».

NEXT
PREVIOUS
AGREGUE SU TESTIMONIO
Uploading your video...