CLOSE

¡PROGRESO PARA EL ÚLTIMO MIEMBRO DE EX OGBONI!

  • By OSEIKHUEMEN ELIMIMIAN
  • / Mar 25, 2017
  • 559 views

Cuando parece que las cosas no se pueden poner peor, la fe en nuestro Señor Jesucristo siempre trae una transformación.

Oseikhuemen Elimimian estaba agobiado por los problemas. Oró y ayuno. Pero nada cambiaba. «Comencé a pensar en otras maneras de solucionar mis desafíos. Traté de unirme a la masonería, pero finalmente terminé como miembro de la fraternidad secreta Ogboni.

Pero eso no cambió nada, mis problemas permanecieron», dijo. Con el consejo de un líder del grupo, empezó a visitar herboristas. De nuevo, no hubo ningún avance, «las cosas sólo empeoraron».

Oseikhuemen enfrentaba estancamiento y frustración en su matrimonio y carrera. «Mi esposa tenía un espíritu de esposo espiritual. Ella y yo siempre estábamos en una situación angustiosa. No había progreso. Tenia deudas, y no podia pagar mi renta. Mi arrendador me llevó a la corte, ansioso por que desalojara su casa. No era siquiera capaz de pagar los gastos de colegio de mis hijos», comentó.

En Diciembre del 2015, sin embargo Oseikhuemen buscó una solución que nunca había intentado antres. Visitó la Sinagoga Iglesia de Todas Las Naciones (SCOAN). También se propuso en su mente ser un miembro a tiempo completo de la iglesia, y un socio. Esas fueron decisiones de las que nunca se arrepintió. «Comencé asistiendo a La SCOAN en enero del 2016. Mi esposa se me unió porque estaba harta con todo lo que estaba pasando connosotros. ¡Desde ese mes, las cosas empezaron a cambiar!», exclamó gozoso.

«Usualmente, viajaba fuera del país dos veces cada año. Pero por los problemas, no era capaz de hacerlo como en el pasado. Un amigo me llamó. Me dijo que se había mudado con su familia a América y me preguntó a qué estaba esperando. Comencé hacer planes de viaje. Empecé a ministrar el Agua de La Mañana cada día en mi pasaporte, y con mi esposa y mis hijos orábamos que Dios hiciera un camino para mí, en el 2016.

»Allí, me dijo que había un negocioen el que quería que yo me involucrara. Firmé y no pensé más en ello. ¡Seis meses después, los ingresos del negocios trannsformaron mi vida y fui capaz de pagar mi renta en América sin ningún problema!

»En marzo, tres meses después, nos volvimos miembros a tiempo completo, fuimos privilegiados de recibir la oración del hombre de Dios. ¡Tan pronto las manos ungidas del Profeta tocaron a mi esposa, ella gritó! Estaba feliz. Supe que las cosas nunca más volverían a ser lo mismo.

»Esa misma semana, los miembros de su familia obtuvieron su visa americana, aún sin un kobo en mi cuenta», testificó. «¡También la misma semana, mi MD me dio un piso de dos dormitorios en la fase 1 de la prestigiosa área de Lekki, del estado de Lagos, Nigeria!».  El hermano de Oseikhuemen, quién se había separado de su esposa, también recibió el toque divino. «Presenté mi pedido de oración por él en la iglesia. Le di el Agua de la Mañana para que la usara. ¡Ahora su matrimonio está reconciliado!».

NEXT
PREVIOUS
AGREGUE SU TESTIMONIO
Uploading your video...