CLOSE

¡SANADA, BENDECIDA Y CONSOLADA GRACIAS A EMMANUEL TV!

  • By princesseofthelord
  • / Abr 5, 2017
  • 468 views

Una mujer se encuentra por casualidad un canal de televisión único y descubre que no hay límite al numero de bendiciones que puede poseer.

La triste noticia alcanzó a Marie Josiane Boateng como una feroz tormenta, dejándola completamente destrozada. Era el 30 de septiembre de 2013, el primer día de un fin de semana que se prometía para descansar, pero que quedó sepultado bajo una ola de pena. «Perdí toda esperanza en la vida. Necesitaba desesperadamente orientación y refugio espiritual», explicó. La muerte de su querido padre la había dejado así.

«Comencé a ver Emmanuel TV y a orar con el Profeta T.B. Joshua». El resultado fue increíble. «Comencé a recuperar la esperanza, a aceptar la muerte de mi padre y a vivir de nuevo, esta vez, con Jesús como mi Señor y Salvador».

Apenas había podido respirar hondo cuando el diablo atacó, menos de treinta días después. «Me salieron unos forúnculos en las axilas que no había modo de curar. Todos los tratamientos que probé fracasaron. Utilicé distintos tipos de antibióticos y remedios herbales. Incluso utilicé agua y aceite bendecidos que me enviaron de varias iglesias. Nada funcionó».

-Cariño –llamó a su marido. Era el primer domingo del año 2015. Había un pensamiento que le rondaba el corazón y estaba deseando darle rienda suelta.

-¿Sí? –contesto él.

-Quiero asistir al servicio de la Sinagoga Iglesia de Todas las Naciones (SCOAN) que se celebra en la sucursal de Accra. He estado viendo la emisión de Emmanuel TV y escuchando los testimonios, y algo me dice que si voy allí, me curaré.

Y se quedó aguardando su respuesta. El canal formaba ya parte de la familia, con la voz del hombre de Dios reverberando de continuo en su apartamento. Las paredes, las sillas, las cortinas, las flores… todo se había empapado de sus palabras bendecidas, con lo que la atmósfera estaba cargada positivamente, así que no fue una sorpresa ver asentir a su marido.

La visita de Marie no pudo ser más providencial. «Afortunadamente, disponían de Agua de La Mañana en la sucursal. Me llevé una botella y algunas Calcomanías de la Unción».

No había tiempo que perder. «Inmediatamente» se ministró el Agua en ambas axilas, dobló dos calcomanías y se las colocó también bajo los brazos. Satisfecha con aquella terapia espiritual, se puso la chaqueta. Caso concluido.

«Cuando llegué a casa después del servicio, me di cuenta de que los forúnculos estaban empezando a reventarse uno tras otro. Yo seguí orando y ministrándome el Agua de la Mañana, y en mayo de 2015 quedé TOTALMENTE LIBRE, un año y medio después de que comenzase mi agonía. A día de hoy no tengo un solo forúnculo bajo los brazos. Puedo llevar prendas sin mangas y depilarme. Puedo levantar los brazos en público sin sentir vergüenza. ¡Aleluya!»

 »Ahora mi familia entera sigue al Profeta T.B. Joshua en Emmanuel TV, YouTube y Facebook. Hemos recibido avances en nuestra economía, en la educación de nuestros hijos y en los matrimonios, y el Señor nos ha bendecido con tres casas, tres terrenos, tres coches y más contratos. ¡La gloria sea para Dios!»

NEXT
PREVIOUS
AGREGUE SU TESTIMONIO
Uploading your video...