CLOSE

Vuelve a la Iglesia Después de Veinticinco Años de Ausencia

  • By siyabonga ngubane
  • / Mar 15, 2017
  • 607 views

No importa lo larga y amenazadora que pueda ser nuestra lista de problemas: el poder de Jesucristo puede reducirla a cero.

Aunque había tenido muchos problemas, Sivabonga Emmanuel Ngubane, de cuarenta y un años de edad, solo necesitaba una medicina: el poder de Jesús.

 

Durante más de veinte años, había sido esclavo de la «ingesta excesiva de alcohol». Fumaba marihuana y llevaba en su interior el espíritu de la ira, el suicidio y la terquedad. ¿Qué más? Tampoco podía negarse a la lujuria, la masturbación y la pornografía. Para colmo, padecía hemorroides.

 

Pero la fe, como dicen las Escrituras, llega si sabemos escuchar, y Siyabonga veía Emmanuel TV, de modo que fue empapándose poco a poco de las enseñanzas benditas del Profeta T.B. Joshua, hasta que adquirió la confianza necesaria en que él también podía experimentar el poder de Dios.

 

Un día oró con el hombre de Dios, y fue el comienzo de un nuevo capítulo. No solo quedó liberado milagrosamente de todos sus desafíos, sino que la esperanza volvió a una vida «sin sentido». Se sintió arrastrado «más cerca de Dios» y comenzó a asistir a una «iglesia viva», después de veinticinco años de no haber puesto en ella el pie. Transformado, ahora lee la Biblia «con más frecuencia», y da las gracias al Profeta por haberle «enseñado a orar».

NEXT
PREVIOUS
AGREGUE SU TESTIMONIO
Uploading your video...